Fiel Compañero

Hace diez millones de años el canis familiaris comenzò a acercarse a las fogatas hechas por el hombre en busca de calor y de alimento , iniciàndose de esta forma una relaciòn basada en la ayuda mutua; Sirvièndole de advertencia ante el peligro y de compañìa en la soledad, la cual estaba marcada por la exigüidad de la existencia.
Hoy en dìa ha penetrado profundamente en el modus vivendi de las personas,sin importar el nivel social, econòmico o el espacio que ocupe para vivir; Logrando de manera asombrosa antropomorfizarse, y a la vez formar parte del grupo familiar, del trabajo o de actividades que fomenten la seguridad y la salud del ser humano. Convirtiendose en compañero de rigor para el cuido y la protecciòn , amigo inseparable de aventuras infantiles y en un ser afectuoso y silencioso, fiel y constante en las situaciones penosas donde su presencia fortalece el espìritu ayudando al desahogo, siendo de atenta y persistente escucha en los monòlogos dolorosos de la persona que sufre. .

Agresividad Canina-Familia-Bebe

La mayoría de las personas que aman a los animales en especial al perro, manejan su relación con la mascota principalmente basándose en la percepción que dictan sus emociones, aquí se produce una doble manifestación emocional que agrada a ambos, ya que al propietario le agrada sentir que su mascota lo necesita, o lo quiere y desahoga en ella carencias afectivas y necesidades de cariño que son retribuidas con saltos , lametones o presencia constante; y al perro le agrada la atención, las caricias y su ubicación preponderante dentro del grupo famiiar. Sin embargo, es importante tener presente que dentro de un grupo social para que no existan choques, diferencias severas, o comportamientos anárquicos; cada uno de sus integrantes debe entender, ocupar y aceptar el lugar que posee dentro del grupo, evitando transgredir el derecho de otros al ignorar las normas. Esta es una de las razones principales de que la alegría y el bienestar que produce la presencia de un cachorro en el hogar en poco tiempo se transforme en un problema cada vez mayor si no se toman los correctivos a tiempo. El perro desciende del lobo y a pesar de su extraordinaria adaptación al hombre a través de miles de años, aun conserva comportamientos propios de su especie , haciendo honor a su antecesor; De allí que la familia sea su manada, y la casa su refugio, donde si no se le enseña durante los primeros 5 meses ciertas normas de respeto, ubicación dentro del grupo y socialización pronto habrá problemas de integración al grupo. El animal comenzará a tomar espacios, aprenderá que la amenaza genera temor y desarrollará dominancia sobre alimentos, territorios, objetos y personas, acompañado esto por una alta agresividad. Las actitudes comportamentales agresivas en el perro dentro de su grupo social animal , forman parte normal de su interrelación, pero cuando los perros conviven con los humanos la agresividad es inaceptable. El perro debe ver al propietario como su líder no como su propiedad, si es el primer caso el animal hará todo por mantener contento a su líder, pero en el segundo caso llegará hasta la agresión si no es atendido prioritariamente, inclusive atacará al que se interponga entre él y el objeto de su propiedad, bien sea, esposo(a), Hijo(a) y Bebe. En el caso del bebe; Es importante mencionar que el perro, posee una capacidad de percepción superior a la nuestra , debido a su gran dotación olfativa( 250 millones de receptores olfatorios), desde el embarazo, detecta cambios en la mujer gestante (mas acentuado en el macho) que lo inquietan, porque paulatinamente percibe, desviación de la atención, sintiendo pérdida de privilegio y cuido, debido a la captación de humores feromonales propios de los cambios hormonales en la mujer, quien obviamente y de manera natural dentro de su cuerpo y ocupando su mente, tiene a un ser que en ese momento es lo prioritario en su vida. Si ya el perro es adulto y el bebe viene en camino, mientras no sea agresivo o dominante, fácilmente se adaptará al nuevo miembro, al que percibirá como a un pequeño y no tendrá actitudes agresivas, aceptando los lineamientos y orientaciones que perciba en los propietarios, los cuales deben darle manifestaciones de agrado y cariño cuando muestre disposición positiva hacia el bebe. Si el perro es adulto y el bebe viene en camino, pero es dominante o agresivo es necesario consultar con un médico veterinario especialista en etología clínica (zoopsiquiatría), ya que en principio deberá someterse a tratamiento medicamentoso y posiblemente hormonal para bajar el nivel de agresividad, y luego a una regresión social ,para que acepte su reubicación en el grupo familiar, desapareciendo de esta manera los riesgos y los temores.Esto garantizará una sana convivencia , estableciéndose seguridad y armonía en el grupo familiar.

Datos personales

Mi foto
Mèdico Veterinario, menciòn sanidad animal y salud pùblica, diplomado por la Org. de las Naciones Unidas en tecnologìa de la comunicaciòn e informacion y gestiòn empresarial medio ambiental. Miembro de La Sociedad Venezolana de Médicos Veterinarios de Pequeños animales, Miembro de la Asociación Veterinaria Latino-Americana de Zoopsiquiatría.

domingo, 12 de junio de 2011








No hay comentarios:

"De La Percepciòn a La Razòn" (copiar el titulo en el buscador)


Buscar en el texto completo de los libros